Losa nervada en distintas construcciones, a la derecha se muestra en un estacionamiento, mientras que a la derecha en una edificación tipo industrial

Descubre Cómo Hacer una Losa Nervada en 2024, ¡Guía Completa con Materiales!

La losa nervada es un elemento estructural que goza de gran popularidad entre los expertos en construcción desde hace mucho tiempo. Esto se debe a que son una excelente opción para conseguir superficies planas y de gran capacidad. ¡Continúa leyendo y descubre lo más importante sobre este sistema, incluyendo su proceso constructivo!

¿Qué es una Losa Nervada?

Conocida en algunas ocasiones como losa nervada aligerada, se trata de un elemento constructivo horizontal creado para soportar cargas verticales.

Está formada por una retícula de vigas comúnmente llamadas “nervios” y puede servir como losa de entrepiso o azotea. Es además una estructura diseñada para reducir el uso de hormigón, así como el peso total de una obra, sin comprometer la resistencia o capacidad para soportar cargas.

El sistema de este tipo de losa, llamada también reticular o de casetón, elimina aquellas partes del material que los ingenieros consideran excedentes o innecesarias para que el elemento cumpla con su función principal. Estos elementos aligerados se clasifican en dos tipos, diferenciándose por la estructura de sus componentes:

  • Losa reticular: la distribución de sus “nervios” es de manera transversal y longitudinal; forma una cuadrícula en el vertido del concreto que puede, o no, quedar visible. Esto dependerá únicamente de si se retiran los casetones que le dan forma. Se emplea principalmente en espacios con dimensiones cuadradas.
  • Vigueta y bovedilla: las vigas que la conforman están posicionadas hacia el mismo lado con una luz más pequeña. Para su construcción no se requieren casetones, sino un sistema similar de vigueta y bovedilla que se desempeña mejor en espacios rectangulares.

Te puede interesar: ¿Sabes cuáles son las ventajas y desventajas de usar la losa de vigueta y bovedilla en la construcción?

¿Qué materiales necesito para hacer una losa nervada?

Para realizar el diseño de losa nervada necesitarás adquirir diversos materiales que te ayudarán a elaborar una estructura sólida y resistente. A continuación te hablamos de ellos:

Madera para cimbra

Se utilizará para ensamblar los moldes en los cuales se verterá el concreto. En este contexto, su diseño dependerá completamente del espacio asignado para la losa. Al igual que en muchos otros elementos constructivos, se aconseja impregnar esta madera con aceite quemado para evitar que se adhiera al concreto.

Varilla y alambre recocido

Estamos hablando del acero de refuerzo que brindará solidez a la losa. Recuerda que estos materiales deben seguir las especificaciones del ingeniero a cargo y que están establecidas en el plano arquitectónico para lograr la resistencia y ligereza necesarias.

Casetones de poliestireno

Son piezas de forma rectangular o cúbica que permiten a este tipo de estructuras aligerar su peso y por ende, el de la edificación en general. Aunque se pueden fabricar con materiales como hormigón y madera, actualmente la losa nervada con casetones de poliestireno ha ganado un gran terreno en la construcción gracias a sus múltiples beneficios.

Malla electrosoldada

Se instala a lo largo de la superficie de la losa nervada, funcionando como refuerzo adicional. Su propósito es aumentar la resistencia y mejorar la flexibilidad de la estructura frente a vibraciones ocasionadas por movimientos telúricos o variaciones climáticas asociadas al cambio de estación.

Cemento gris, grava y arena

Con estos materiales se elabora la mezcla de concreto para la losa nervada. Más adelante te explicaremos por qué al llevar  a cabo una obra de este tipo es recomendable muchas veces utilizar concreto premezclado. Así que recuerda adquirir los materiales necesarios para el proyecto hasta que tengas claro el procedimiento que seguirás.

Cemento mortero

Se utiliza para elaborar la capa de compresión, una cubierta que se aplica sobre los nervios y tiene como función principal brindar una superficie nivelada y lisa para el acabado final de la estructura.

Infografía sobre los materiales que se necesitan para elaborar una losa nervada detalle

Proceso constructivo de la losa nervada

Para la construcción de este tipo de losa se lleva a cabo una minuciosa investigación que determinará la dosificación de materiales, así como el tipo específico de sistema (aligerado o de vigueta y bovedilla) que mejor se adapte a las necesidades del proyecto. Posteriormente, se realizará el procedimiento que te presentamos a continuación.

Cálculo de las medidas de la losa nervada

Lo primero que se tiene que hacer es realizar el diseño y cálculo de losa nervada para determinar las medidas que tendrán los nervios o las viguetas (cuando se trata de vigueta y bovedilla), así como la cantidad y disposición del acero de refuerzo. A continuación te presentamos los cálculos necesarios para una losa de una o dos direcciones:

  • Losa en una dirección: generalmente tiene alivianantes de 40 cm de ancho y una altura variable acorde a las necesidades de la obra. Para calcular este tipo de losas debes aislar 1 m2 de losa, después, calcular el volumen de sus dimensiones para finalmente multiplicarlo por el peso específico del concreto.
Vector del cálculo de una losa nervada en una sola dirección
  • Losa nervada en dos direcciones: el cálculo es similar al anterior, siempre y cuando las nervaduras se encuentren separadas entre ellas por al menos 50 cm o un metro. En caso de que los espacios entre estos elementos sea irregular, se procede a hacer un corte imaginario en la losa de 1 m x 1 m para obtener una porción constante que permita el uso del cálculo antes mencionado.
Diagrama de las medidas necesarias para hacer una losa nervada de dos direcciones

Encofrado

Es la estructura temporal hecha con la madera para cimbra que contiene el concreto y da forma a la losa durante su proceso de construcción. Debes elaborarlo de la siguiente forma:

  • Ubica correctamente los polines que darán forma a los nervios o viguetas, según sea el caso.
  • Sitúa las tablas que delimitarán la dimensión total de la losa y sujétalas con refuerzos laterales a los puntales de soporte.
Diagrama de la estructura del encofrado para una losa nervada

Ubicación de nervios

Cuando esté listo el encofrado, es momento de que elabores el acero de refuerzo que delimitará los nervios o viguetas y bovedillas de la losa nervada. Para ello, te recomendamos utilizar varilla de acero corrugado de ⅜”, la cantidad de estos elementos dependerá de los requerimientos establecidos por el ingeniero a cargo.

Por ejemplo, para una losa aligerada con nervios de 50 cm x 50 cm, lo óptimo es emplear dos varillas unidas con estribos de alambrón a cada 20 cm. Independientemente del número de varillas dispuestas para el acero de refuerzo, es indispensable que las afiances correctamente para que sean embebidas correctamente por el concreto.

Esquema de la ubicación de los nervios en una losa nervada

Capa de compresión

Realiza una mezcla de concreto pobre utilizando botes de 19 litros en la siguiente dosificación por cada bulto de cemento mortero:

  • 4 botes de arena 
  • 1 bote de agua 

Vierte la mixtura sobre los nervios. El grosor de esta capa dependerá del claro que se debe cubrir, como te los mostraros a continuación:

  • Para una distancia menor a 5 m: por lo menos 4 cm de espesor. 
  • Distancias de 5 a 6 m: grosor no menor a los 5 cm. 
  • Si el claro supera los 6 m de distancia: capa de compresión de 6 cm.
Vector que define el grosor de la capa de compresión de a cuerdo al claro a cubrir

Colocación de casetones

Coloca estos elementos acorde al cálculo, diseño y trazado previo de la losa nervada. Una vez que conozcas su ubicación exacta, instálalos entre los nervios y asegúralos al fondo de la losa. Es importante que les coloques desmoldante para que al momento de retirarlos no se alteren los acabados finales de la estructura.

Diagrama de la instalación de los casetones en una losa nervada

Coloca tu malla electrosoldada

Este elemento lo debes colocar sobre el acero de refuerzo y los casetones, cuidando que la malla esté separada por silletas o calzas que le permitan ser cubierta totalmente por el concreto. Recuerda que al momento de traslapar este elemento, lo tienes que afianzar con alambre recocido para que no se mueva a la hora de verter el hormigón.

Esquema de la colocación de malla electrosoldada en una losa nervada

Preparación de la mezcla de concreto

Los ingenieros estructuralistas recomiendan elaborar una mezcla de concreto con una resistencia de 210 kg/cm², para lo cual, es necesario que prepares el concreto con la siguiente dosificación por cada bulto de cemento y usando botes de 19 litros:

  • 2 botes de agua
  • 4 botes de arena
  • 6 botes de grava de ¾”

Recuerda que, si bien esta es una recomendación, es importante que sigas las indicaciones establecidas por el ingeniero estructural o arquitecto a cargo para la elaboración de la mezcla.

Diagrama de la dosificación de insumos para la preparación de la mezcla de concreto para una losa nervada

Vaciado de hormigón

Tras verificar que los elementos previamente dispuestos se encuentren acorde al plano arquitectónico y afianzados correctamente, es momento de vaciar el concreto en el área de la losa. Considera que ninguna losa nervada o reticular debe tener un espesor por debajo de los 20 cm, medida mínima que permite un correcto embebido del acero de refuerzo.

Por otra parte, para llevar a cabo la construcción de este tipo de obra recomendamos también el uso del hormigón premezclado y su distribución mediante una bomba de concreto. Esto se debe a lo que es la losa aligerada, una estructura que no está diseñada para soportar la acumulación puntual que genera verter el concreto en un mismo sitio.

Te puede interesar: ¿Qué es mejor usar: Concreto Premezclado o Hecho en Obra? ¡Descúbrelo!

Vector que ilustra el vaciado de hormigón para hacer una losa nervada

Fraguado del concreto

Concluido el proceso de vaciado del hormigón, es indispensable dejar fraguar el concreto durante un periodo de 15 a 28 días antes de comenzar con el retiro del encofrado y la cimbra. Los expertos señalan que este tiempo es más que suficiente para que la losa alcance su máxima resistencia y no sufra ningún tipo de deformación.

Esquema del periodo de tiempo necesario para el fraguado del concreto de una losa nervada

Curado del Hormigón

Tras el periodo de fraguado, es crucial llevar a cabo el curado del hormigón de la losa aligerada durante los siguientes 7 días. Esto lo puedes realizar mediante el riego periódico con una manguera, con la utilización de yute, láminas de plástico o bien, compuestos especializados.

Por otra parte, según el tipo de obra y el acabado deseado, los casetones pueden permanecer instalados para simular una losa maciza, o bien, retirarse para exponer el patrón de la retícula.

Diagrama del tiempo necesario para el curado del hormigón de una losa nervada y los acabados que puede tener

¿Cuándo usar losa casetonada?

El uso de la losa nevada, conocida también como casetonada, se recomienda para proyectos que busquen disminuir costos u obtener grandes luces. Los ingenieros aseguran que este tipo de estructuras reducen entre un 30 % y un 40 % el uso de hormigón y acero; asimismo, esta losa permite construir pisos enteros sin ninguna columna interior.

De manera más particular, algunas de las obras donde es común que se opte por la construcción de dicha estructura son las siguientes:

  • Centros comerciales
  • Estacionamientos 
  • Escuelas 
  • Auditorios o salas de conferencia

¿Cuánto peso soporta la losa nervada?

La superficie de una losa nervada tiene la capacidad de soportar cargas concentradas de hasta una tonelada. Por otra parte, es importante que sepas que el hormigón utilizado en la construcción de una losa aligerada tiene un peso específico de 2.4 ton/m3. En el caso de que se utilice poliestireno expandido para los casetones o el relleno, el peso específico de estas losas puede ser de aproximadamente 15-30 kg/m3.

Losa nervada: ventajas y desventajas

Al igual que sucede con otros tipos de losas, la losa nervada presenta una serie de ventajas y desventajas que te recomendamos evaluar a profundidad antes de llevar a cabo su construcción. Al respecto, enseguida te contamos sobre algunos pros y contras de optar por este sistema aligerado:

Ventajas de utilizar la losa nervada

  • Resistencia y capacidad de carga: debido a su composición estructural, esta losa es capaz de soportar grandes cargas, ya que sus nervios o viguetas principales distribuyen de una mejor manera el peso.
  • Disminución de peso: gracias al uso de casetones hechos de poliestireno o bloques de arcilla expandida como relleno en los espacios entre los nervios, la construcción se facilita y, por ende, disminuyen las cargas en los elementos de soporte.
  • Ahorro de materiales: la distribución reticular de las viguetas o nervios permite reducir la cantidad de hormigón y acero de refuerzo para su elaboración, lo que se traduce en un ahorro importante en lo respectivo al costo de la obra.
  • Diseño flexible: el trazado de las losas nervadas permite que este elemento se adapte a diferentes formas y dimensiones, facilitando la incorporación de aberturas, pasos de instalaciones y diseños particulares.
  • Aislamiento termoacústico: al emplear arcilla o poliestireno en la estructura principal de una losa nervada, se le brindan propiedades aislantes de ruido, así como la capacidad de mantener una temperatura agradable al interior, hecho que contribuye a la eficiencia energética de un edificio.
  • Mejora los tiempos de construcción: es uno de los elementos que más rápido se construye en una obra, debido a que se utilizan componentes prefabricados como las viguetas y bovedillas o los nervios. 
  • Mayor altura libre: su configuración estructural le confiere la capacidad de tener una mayor altura libre en comparación con otros sistemas de losa, lo que significa que requiere una menor cantidad de vigas o columnas, aumentando el espacio disponible al interior de la construcción.

Desventajas de la construcción de una losa nervada

  • El diseño de este elemento es costoso debido a los cálculos que se necesitan para realizarlo. 
  • Los casetones que se emplean para su construcción tienen un precio elevado. 
  • El presupuesto de la obra se incrementa debido a que se tiene que contratar personal cualificado para esta tarea. 
  • Debido a su ligereza, no se puede construir en áreas ciclónicas ni en zonas con pendientes.

¡Ahora tienes la guía más completa para elaborar una losa nervada! No obstante, recuerda consultar en todo momento las indicaciones del ingeniero estructuralista y del arquitecto que se haya encargado del diseño de la obra.  Con ello, estamos seguros de que tu obra cumplirá con todos los requisitos de seguridad, durabilidad y resistencia.

Y no olvides que los materiales que necesitas para la elaboración de una losa nervada, como cemento, malla electrosoldada, varilla corrugada y alambre recocido, los encuentras en Panel y Acanalados Monterrey. Comunícate al teléfono  55 5888 9667, o envíanos un WhatsApp, solicita una cotización gratuita y realiza tu pedido hoy mismo.

Síguenos en Facebook e Instagram para mantenerte al tanto de más contenido que estamos preparando para ti acerca del sector de la construcción, el cual te seguirá ayudando a crecer como profesional. Suscríbete a nuestro canal de YouTube para no perderte ninguno de los tutoriales que te ayudarán a concretar obras espectaculares.

Comparte este artículo con más constructores para que ellos también cuenten con esta información de gran valía.

¿Quieres compartir este contenido?

Referencias

Dejar un comentario