¿Qué es corrosión de metales? El enemigo en común de tus productos de acero

Consulta nuestros productos para columnas

Lee y Comparte:
Corrosión en el acero
Corrosión en el acero

Suscríbete y recibe ofertas, tips, noticias sobre el acero en México

* indicates required

Descubre lo más nuevo en:

Para saber qué es corrosión de metales, debemos empezar recalcando que es un proceso químico en el que los materiales se desgastan, sin embargo, es un resultado natural de la exposición de diversos metales y otros materiales no metálicos a la intemperie. A pesar de que este proceso es inevitable una vez iniciado, se puede prevenir con anticipación. ¿Te interesa saber cómo mantener tus productos de acero en perfecto estado? ¡No te lo pierdas que aquí te decimos!

¿En qué consiste y cómo se produce la corrosión?

El proceso que implica la corrosión se lleva a cabo cuando el metal, especialmente el hierro, se pone en contacto con los gases y fluidos ambientales. Esta interacción genera un cambio no solo externo, sino al nivel de la estructura química del metal, por lo que el daño puede ser grave e irreversible.

La corrosión se produce con mayor o menor rapidez a partir del tipo de metal que esté expuesto. El hierro es uno de los materiales con mayor índice de corrosión, sin embargo, cuando se encuentra aleado con carbono y forma acero, el deterioro se reduce considerablemente. Otros metales como el cobre o el bronce, también pueden sufrir por la corrosión.

Características de la corrosión

Para saber qué es corrosión y qué no lo es, podemos notarlo fácilmente en ciertos detalles que se muestran en el metal. Esta es una lista de lo más identificable:

  • La formación de una sustancia color marrón.
  • El degradado de los materiales.
  • Facilidad para romperse o quebrarse.
  • En metales como el cobre o el bronce, la aparición de una tonalidad verde-negruzca.

La más común e identificable es la formación de la sustancia marrón ya que es extremadamente perceptible y resulta una indicación indudable de que el material está corroído.

Tipos de corrosión

Corrosión a la que está expuesto el acero
Placas de acero con corrosión

Existen varios tipos de corrosión que afectan de distinta manera a los materiales. A continuación de damos una breve explicación de lo que implica cada uno de ellos y que puedas identificarlos con mayor facilidad.

 

  1. Corrosión general: es cuando el elemento corrosivo ataca la superficie completa del metal y es la más común entre todas. Por lo mismo, también es la más predecible y evitable.
  1.  
  2. Corrosión localizada: se encuentra solamente en algunas porciones del metal y puede dividirse en tres diferentes:
    1. Corrosión por picadura: se presenta en forma de pequeños agujeros a lo largo del metal y suele presentarse principalmente en el acero inoxidable.
    2. Corrosión por hendidura: es causado por el estancamiento de líquidos, como agua, que provocan que se inicie el proceso de corrosión.
    3. Corrosión filiforme: es cuando la corrosión se da debajo de una capa de pintura y cuando se hace más grave, empieza mostrarse sobre dicha capa en forma de filamentos. Esto resulta en una separación entre la pintura y el metal.
  3. Corrosión galvánica: se produce cuando dos metales distintos entran en contacto en un medio líquido, donde las moléculas del metal menos noble viajarán al más noble causando la corrosión.

Corrosión y oxidación: ¿conoces la diferencia?

Diferencia entre oxidación y corroisión
Presencia de oxidación en lámina

Es muy común que dentro de los distintos procesos que afectan los metales, se pueda confundir la corrosión con la oxidación por la tonalidad anaranjada que ambas presentan. Sin embargo, hay una diferencia muy grande entre ellos y saber identificarlos podría ayudarte a preservar mejor tus materiales.

La oxidación es un proceso químico causado por elementos ambientales que se presenta en la superficie del metal en forma de una coloración naranja, rojiza o café. A pesar de que pareciera que es igual a la corrosión, la diferencia yace en que el daño hecho por la oxidación es meramente superficial y estético, mientras que la corrosión, como ya lo mencionamos anteriormente, cambia toda la estructura química del metal, lo que crea daños profundos e irreversibles.

¿Cómo evitar la corrosión?

Evitar la corrosión puede ser muy sencillo si se planea con anticipación gracias a muchos materiales que existen hoy en día. Además de la elección de tipo de metal, como el acero que es menos corrosivo ya sea al carbón o inoxidable, también es importante tener en mente adquirir láminas con ciertos recubrimientos o hechas de otro material que no sea metálico, como las láminas plásticas o traslúcidas:

  • Lámina pintro: este material tiene una capa de pintura especial que la protege de la corrosión ante los elementos del medio ambiente; puede ser usada en techos, portones o almacenes.
  • Lámina galvanizada: es anticorrosiva gracias a que está cubierta de zinc le permite resistir la erosión por más años; es uno de los materiales más utilizados para la construcción. Aunque sí puede llegar a oxidarse con el tiempo, tiene un gran periodo de vida.
  • Lámina zintro alum: la aleación entre zinc y aluminio con el acero, la hace anticorrosiva por mucho más tiempo que otros tipos de lámina recubierta; es muy útil en lugares donde la exposición salina es alta.
  • Lámina acrílica: al estar hecha de acrílico, no se corroe como los metales, por lo que si se busca evitar la corrosión al 100% esta es una excelente opción, además de ser muy resistente.
  • Lámina poliacryl: es anticorrosiva al estar hecha de materiales que no se oxidan como el acrílico, poliéster y además un refuerzo de fibra de vidrio, por lo tanto es ideal para lugares con alta tendencia a la humedad.
  • Lámina de policarbonato celular: su material de fabricación, policarbonato, es un plástico que le impide ser corroída como los metales; por lo tanto, tiene un tiempo de vida útil muy largo.
  • Lámina de policarbonato sólido: al ser un tipo de plástico, no se daña con la humedad como el acero y puede durar largo tiempo si se le da un mantenimiento adecuado.
  • Lámina de PVC: hecha de plástico, como las anteriores, es más resistente a la corrosión que los distintos metales, además de ser bastante más accesible.
Cubierta tipo pintro que evita la corrosión del acero
Láminas con cubierta pintro

Vemos que hay muchas opciones para evitar y prevenir la corrosión, ya sea optando por metales recubiertos o cambiandolos por láminas plásticas. En Panel y Acanalados Monterrey contamos con una amplia cantidad de productos para que elijas la que tú desees y puedas adquirir materiales de larga duración y anticorrosivos. Llama al 55 5888 9667 para obtener tu cotización gratuita, ¡y dile adiós a la corrosión!

Referencias:

  • https://conceptodefinicion.de/corrosion/
  • https://www.bricolemar.com/blog/como-evitar-corrosion/
  • https://www.ternium.com/es/novedades/noticias/la-oxidacion-y-la-corrosion-del-acero–13540664220#:~:text=En%20s%C3%ADntesis%2C%20la%20oxidaci%C3%B3n%20es,de%20las%20propiedades%20del%20material.
Compartir en:

¿Buscas precio? Contáctanos y recibe tu cotización al momento

Envíanos un Whatsapp

+52 1 55 6208 5245

Envíanos un correo

info@panelyacanalados.com

Red de distribución de Panel y Acanalados Monterrey

Envíos a todo México

CDMX
Estado de México
Puebla
Aguascalientes
Morelos
Jalisco
Querétaro
Durango
Guanajuato
Tabasco
Chiapas
Guerrero
Veracruz
Oaxaca
Tlaxcala
Quintana Roo
Yucatán

Si tu ciudad o estado no se encuentra en la lista
¡Comunícate con nosotros! 55 5888 9667

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.